Menú Cerrar

Recursos Humanos

La funcionalidad del departamento de Recursos Humanos abarca la colaboración cliente-empresa, planificación de obra o mantenimiento, elaboración de stock, seguimiento de las obras y mantenimientos.

COLABORACIÓN CLIENTE-EMPRESA

El departamaneto de Recursos Humanos es el responsable de velar por las buenas relaciones entre los clientes y nuestra empresa.

Su función es facilitar un diálogo fluido y captar en cada momento las necesidades del cliente para aplicar las medidas correctoras que se consideren necesarias, o colaborar en la medida de nuestras posibilidades, en todo aquello que el cliente pueda precisar para el correcto funcionamiento de su estructura interna.

PLANIFICACIÓN DE OBRA O MANTENIMIENTO

La función de este apartado es ofrecer al cliente un servicio óptimo con una respuesta de tiempo acorde a la necesidad del mismo.

Uno de los objetivos primordiales del Departamento Técnico, responsable de la planificación, es conocer las necesidades de nuestros clientes y ofrecer un servicio óptimo con una respuesta de tiempo acorde a la necesidad del mismo.

En colaboración con del Departamento de Recursos Humanos se acogen las peticiones de los clientes y eastudia cuál es el mejor sistema de trabajo que nuestra empresa puede ofrecer en cada momento, según las necesidades del cliente.

Para poder adaptar el sistema de trabajo más conveniente a sus necesidades: (Horario diurno, horario nocturno, horario
intensivo, festivos paradas de maquinaria y planning de ejecución de obra o mantenimiento.)

ELABORACIÓN DE STOCK Y SEGUIMIENTO DE LAS OBRAS O MANTENIMIENTOS

Para poder ofrecer y adaptar los trabajos según las necesidades que se requieran, es muy importante que desde el Departamento de Recursos Humanos se planifique la necesidad de los materiales y se gestione a todos los operarios o industriales necesarios para poder elaborar un planning de obra y/o mantenimiento y así, poder realizar el seguimiento del proyecto hasta su finalización.

La dinámica del Departamento Técnico ofrece, en cada momento, las soluciones o criterios más acordes con los posibles problemas, asegurando el resultado final de una obra perfectamente acabada.